Un piso firme

LA FUNDACIÓN PISO DIGNO BUSCA UN PROPÓSITO MUY CLARO:
“QUE NINGUNA NIÑA Y NIÑO NAZCA EN PISO DE TIERRA EN URUGUAY”

Por Pedro Labat Coordinador General de Fundación Piso Digno.

 

“Con los pies en la tierra”. El refrán refiere a un estado de sensatez, de ser realista ante la vida, a no dejarse llevar por ideas fantasiosas e ilusiones. Pero si lo llevamos a un plano literal, vamos a ver que el panorama es otro. Que aún persistan muchísimas personas cuyas casas tienen pisos de tierra es una realidad que duele, y como respuesta a esa problemática social que golpea a miles de uruguayos, nace la Fundación Piso Digno.

 

Son más de 656 los asentamientos que existen en Uruguay, en ellos viven cerca 200.000 personas y según un informe del Ministerio de Desarrollo Social de nuestro país, son más de 7.000 los hogares que tienen pisos de tierra.

 

Piso Digno es una fundación que ofrece una propuesta educativa para formar y capacitar a hombres y mujeres en habilidades prácticas que les permita desarrollar nuevas técnicas que faciliten el acceso a nuevas oportunidades laborales. Mediante este programa, nos proponemos construir pisos de madera en hogares donde el acceso a un piso digno presenta grandes dificultades.

 

Comenzamos trabajando en la zona de Montevideo, con la intención de erradicar todos los pisos de tierra que existen en Uruguay. Al día de hoy trabajamos en 75 Asentamientos en 3 departamentos del País (Montevideo, Canelones y San José). Durante este año y medio se logró que 1600 personas de las cuales 900 eran niñas, niños y adolescentes ya no pisen más barro. Se construyeron más de 9500 m2 cuadrados de piso de madera en más de 400 hogares.

 

Pero, ¿cuál es el problema con los pisos de tierra? Son generadores de bacterias y parásitos que causan enfermedades gastrointestinales y desnutrición. Además, la humedad que se evapora dentro del hogar es responsable de varias enfermedades respiratorias de las que Uruguay tiene índices de contagio muy alto en la comparación internacional y es motivo de buena parte del ausentismo de los niños a las escuelas. El mal estado del suelo desalienta a los padres en las primeras etapas de sus hijos que a muy temprana edad comienzan con la actividad de gateo, fundamental en el desarrollo motriz y el cerebro del niño.

 
 

La Fundación trabaja con diversos organismos generando alianzas para tener un mayor alcance de familias con las cuales colaborar. Trabajamos en conjunto con el Hospital Pereira Rossell y el Hospital de Clínicas con el objetivo de poder construir pisos de madera a los niños recién nacidos, teniendo como objetivo primero “Que ninguna niña y niño nazca en piso de tierra en Uruguay”. También se trabaja con otros organismos como la Comisión social de UTE, Centro de la Mujer, Policlínicas barriales de ASSE, entre otras.

 

Pero para nosotros esto no se trata de ir a hacer un piso, sino trabajar en equipo. Cuando vamos a las casas, el trabajo en equipo busca motivar a las familias, dar otra mirada a cómo seguir con la mejora de sus hogares. Vemos como en las casas el piso motiva por ejemplo a reparar los techos o a ordenar la casa de otra manera, incluso a colaborar con pisos de otros vecinos, eso hace a la unidad del barrio.

 

Hay un caso particular en el Barrio San Miguel, cuando estábamos terminado el piso, llegaba de la escuela uno de los niños de la casa, Manuel, quien con su emoción de ver el cambio en su casa, pidió a su madre poder dormir sobre su piso nuevo y no sobre su cama.

 

En esta misma casa, la madre de la familia, Jeniffer nos contaba unas semanas después de tener su piso nuevo que “es un cambio de vida poder escuchar la lluvia por debajo del piso y poder levantarnos con los colchones y la ropa seca”. Es un cambio rotundo para estas familias y estas sensaciones, esos rostros de asombro, son los que también nos motivan como organización a seguir trabajando.



Sé parte del cambio Apóyanos!


Sustentabilidad en Acciones