La Tierra de las Abejas

En las rojas y polvorientas estribaciones del lado este del monte Kenia, la población local rinde homenaje a una aliada voladora y alada: la abeja.

 

Por Fiona Wilton

Ilustraciones: Tim Hawkins

 

Situada entre una reserva forestal y el Parque Nacional de Meru, el paisaje semiárido ofrece un corredor natural y alberga especies raras de flora y fauna, entre ellas, distintas especies de abejas que dan un merecido nombre al territorio: la Tierra de las Abejas.

 

Durante generaciones, las abejas han sido fundamentales en el tejido cultural, espiritual y ecológico de familias y pequeñas granjas, miembros de los treinta y tantos clanes de la gente Tharaka. En el pasado cercano, acudían a los polinizadores para que les informen del clima, anunciadores de las olas de calor y de lluvias. La miel, rica y perfumada de plantas y árboles locales, se utilizaba para fabricar cerveza para las ceremonias, los rituales en sus lugares sagrados, y para dar las gracias a la tierra por una buena cosecha.

 

Pero el arte de escuchar a las abejas empezó a desaparecer y con ello, también lo hicieron las abejas. El conjunto de sequías más prolongadas y duras, el uso de pesticidas, más un legado colonial y desprecio para las comunidades indígenas devino en una situación crítica, suelos empobrecidos y hambre.

 

 

Acompañando por el ecologista local Simon Ndonco Mitambo, miembro de la comunidad Tharaka, y una asociación civil SALT (Sociedad para el Aprendizaje y las Tecnologías Alternativas), las familias embarcaron en un proceso de cartografía eco-cultural. Encontraron de nuevo el orgullo en sus rituales y sabiduría tradicional que protegía el paisaje durante generaciones pero que tanto se han erosionado. Están replantando y protegiendo los árboles donde anidan las abejas, reviviendo sus tradiciones apícolas y elaborando de nuevo cerveza de miel.

 

Las colmenas tradicionales se fabrican con ramas huecas de árboles autóctonos, como el mutithi o el miruruku, y se colocan en lo alto de los árboles. Según Simon, “Las abejas lo son todo en las comunidades Tharakan. Cuando era muy pequeño, mi padre trepaba a los árboles más altos usando solo las manos y los pies. Yo podía ver su silueta contra el cielo nocturno. Metía la mano entre las abejas sin molestarlas. Un mal movimiento y le llovían las picaduras. Pero nunca salía mal. Llenaba un recipiente con un poco de su miel, siempre dejando suficiente para las abejas.” Escuche su historia: https://vimeo.com/684236895

 

Si la abeja desapareciera de la faz de la tierra, algunos dicen que la humanidad no duraría más de cuatro años. Esperemos que nunca tengamos que poner a prueba esa teoría. Pero con razón las Naciones Unidas declararon cada 20 de mayo Día Mundial de la Abeja, para concientizar sobre la importancia de los polinizadores, las amenazas a las que se enfrentan y su contribución al desarrollo sostenible.

 

 

Al trabajar con las abejas, atendiendo a sus necesidades, la gente de Tharaka está volviendo a una relación más cuidadosa con la tierra y con todos los seres de su territorio. Un muy lindo ejemplo de sustentabilidad en acciones.

 

Recuadro:

“Mucho más que miel: Abejas de Uruguay” presenta el maravilloso mundo de las abejas, acercándonos a las más de 100 especies autóctonas de Uruguay. Con hermosas ilustraciones, actividades y juegos para niños, el libro puede ser descargado y disfrutado por todas las edades. Creado por investigadores del INIA, el IIBCE y la UdelaR, genera conciencia y empatía por estos simpáticos polinizadores que son las abejas.

 



Sé parte del cambio Apóyanos!


Sustentabilidad en Acciones