Economía circular local

Cultivando cebada antigua para whisky en las Islas Escocesas

 

Por Fiona Wilton
Fotos: Sophie Gerrard – https://www.sophiegerrard.com/

Las islas de Uist se encuentran frente a la costa de Escocia, en el extremo oeste de Europa. Forman el último bastión tanto del idioma gaélico como de una tradición agrícola de generaciones que favorece el florecimiento de la naturaleza.

 

El grupo de seis islas está sembrado de sitios sagrados, círculos de piedra y vestigios de la ocupación vikinga.

 

Aquí, las familias campesinas Macpherson y Macdonald cultivan su variedad nativa de cebada ‘Bere’, entre las colinas escarpadas y las turberas, y la costa azotada por el viento. La Bere ha sido cultivada en Escocia durante al menos mil años y era la fuente tradicional de malta para la producción de whisky, hasta el siglo XIX cuando se desarrollaron variedades de mayor rendimiento. Está especialmente adaptada a las duras condiciones frías y húmedas de las Islas Escocesas, pero continuó siendo cultivada sólo por campesinos en lugares remotos como Uist.

 

En Uist, la agricultura contribuye a crear y mantener el hábitat costero y biodiverso único de las tierras bajas, los pastizales arenosos ricos en calcio, conocidos como machair. El calcio proviene de la descomposición de conchas de las playas. Los suelos se enriquecen de nutrientes mediante el uso de algas marinas como fertilizante y la cosecha de cultivos como la Bere. El machair es tanto raro como notable por sus coloridas flores silvestres y su abundante vida avícola; un festín para los oídos y los ojos.

 

A medida que las personas comienzan a reconocer la importancia de los cultivos adaptados localmente, ha habido un creciente interés en la cebada Bere y en el whisky que se puede destilar. Además de ofrecer un gran sabor, el whisky ayuda a facilitar una economía circular local: la cebada cosechada pasa de los campos para ser trillada y así obtener los granos.  Y la paja se devuelve a los campesinos para alimentar a los animales.

 

Este es un homenaje a los agricultores regenerativos, los productores urbanos y los pescadores sostenibles, que nos alimentan mientras impulsan un cambio cultural hacia la sustentabilidad. La comida nos moldea, y producirla con cuidado tanto para las comunidades humanas como para las más que humanas puede reformar nuestro hogar para mejor.

 

La historia de la cebada ‘bere’ y los campesinos de Uist fue capturada por la fotógrafa Sophie Gerrard en 2018, para la campaña fotográfica We Feed The World. Sophie es una artista escocesa galardonada, cuyo trabajo se caracteriza por una exploración sensible y evocadora del paisaje y nuestra relación con él. En 2024, Sophie enfoca su lente en ‘Cultivando la Igualdad: Mujeres Trabajando con la Tierra’, uniéndose a una campaña de narración de historias en todo el Reino Unido que empareja a fotógrafos y poetas con los verdaderos custodios de la tierra, el mar y la semilla. Obtén más información: www.wefeedtheuk.org



Sé parte del cambio Apóyanos!


Sustentabilidad en Acciones