Desde SEA, entendemos a la sustentabilidad como el equilibrio entre la economía, el ambiente y la sociedad, con el requisito sine qua non de una base espiritual para que dicho equilibrio sea auténtico. Tanto es así que, desde nuestra perspectiva, redefiniríamos el «desarrollo sustentable» que se generó en el Informe Brundtland (por el año ´87) y asimismo proponemos integrar la espiritualidad, la cual entendemos como la esencia de cada ser humano.

La sostenibilidad es el resultado (óptimo) de ese equilibrio. Por eso la misma se mide con el transcurrir del tiempo.

Ambos conceptos (sustentabilidad y sostenibilidad) están en un continuo movimiento, sin fórmulas específicas, en una adecuación a la realidad (que es cambiante por naturaleza) y con «trajes a medida».

Apoyan a la web

Apoyan a la web

Alianzas estratégicas

Alianzas estratégicas